Institucional

Nuestra Historia

La importancia comercial que había logrado en los 20 años la ciudad y la necesidad de encauzar a esas actividades por un mejor sendero que nucleara a todos los sectores productivos hizo que surgiera la iniciativa de fundar el Centro comercial e industrial de Olavarría. Este rápidamente logro afianzase en su desenvolvimiento y colaborar con eficacia en aquellas actividades constituyentes en fuentes primordiales de la economía olavarriense.

La Cámara Empresaria de Olavarría (CEO) fue fundada el 18 de noviembre de 1921 y el poder ejecutivo le otorgó la personería jurídica el 1° de julio de 1931. Conformándose una comisión directiva presidida en ese momento por el señor Dionisio Rigada.

Desde sus comienzos la institución persiguió los fines de solidaridad, justicia y cultura. Esto se encuentra plasmado en su estatuto social donde señala que su función es la búsqueda de "La ayuda mutua entre los socios. Fomentar y mantener el espíritu de solidaridad y compañerismo. Propiciar toda iniciativa tendiente al bien común y defender por todos los medios legales los intereses de sus asociados, siendo un órgano constante de vigilancia para ello.

Cooperar en la mejora de la situación del comercio e industria local y en general de la provincia, gestionando ante quien corresponda la supresión o reforma de decretos, leyes o medidas que se consideren perjudiciales a los intereses de los asociados, armonizándolos con los intereses de los consumidores y del público en generales.

Para lograr estos objetivos el CEO debía tener en cuenta dos aspectos fundamentales; por un lado respetar el clima de los negocios de la comunidad e integrarse al entorno cultural brindado aquellos servicios que acompañaron y asistieran el desarrollo olavarriense y, por otro, respetar los marcos normativos y las políticas públicas nacionales; para lo cual la cámara estableció fuertes lazos con instituciones locales y, al mismo tiempo, trabajó y estrechó sus vínculos con otras instituciones con sus mismas características nucleadas en la Confederación Económica o en la Federación Económica (entre otras).

En los primeros 20 años de actividad la Cámara contaba con 251 socios, número que se fue incrementando a los 400 actuales, los que perciben los beneficios y servicios diseñados especialmente para colaborar en el que hacer diario del segmento productivo que representamos.